Blogia
LAPICEANDO

¡Menudo chichón!

el chichón

El martes, a la hora del recreo, las chicas y chicos de Primaria jugaban a Polis y Cacos. Se lo estaban pasando de rechupete. Pero, de pronto, Alejandro, de 3º, que estaba siendo perseguido, dio un vistazo hacia atrás para ver si había mucha distancia entre él y sus perseguidores y…¡cataplof!, una farola se interpuso en su camino y se dio contra ella. Al instante le salió todo un señor chichón, casi del tamaño de un huevo de gallina. Las maestras improvisaron un método para rebajar chichones mediante una bolsa de guisantes congelados colocada en el golpe y el chichón se hizo un poco más pequeño.
Ahora apenas se le nota, pero el susto fue morrocotudo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres